Qué son y cómo se usan los Códigos QR

QueSonUsoQRCodes

Seguramente has escuchado hablar de ellos, quizás los hayas visto pero no sabes cómo se llaman ni cómo funcionan, pues bien… este post es para ti.

 

UN POCO DE HISTORIA

Los QR Codes surgieron a mediados de los años 90 en Japón como una variante del código de barras en el sector industrial, cuyo objetivo inicial era poder añadir información sobre la pieza que lo incluía y pudiera servir para identificarla y catalogarla.

Hoy en día han salido de la industria y su uso comienza a popularizarse; los QR-Codes o Quick Response Codes son usados para organizar información, catalogar, vincular y promocionar cualquier dato que se pueda imaginar y que tenga presencia en la web.

Los QR-Codes pueden ser una herramienta muy poderosa de marketing, ya que son fáciles de crear, implementar y muy sencillos de escanear.

Las aplicaciones para este tipo de códigos pueden ser infinitas, algunas de las más frecuentes son en revistas, espectaculares, TV, carteles, por mencionar algunos.

En E.U. por ejemplo los códigos aparecen en internet, TV, espectaculares e incluso en la ropa que usan las modelos en activaciones en centros comerciales.

De hecho, Nueva York y Tokio son las dos ciudades con más códigos QR en publicidad; los habitantes de estas ciudades están acostumbrados a obtener información, descuentos y promociones especiales por medio de estos códigos.

 

ANTES DE QUERER DIFUNDIR TU QR

Antes que nada, debe quedar claro que el uso de QR’s no nos hace los mejores, ni los más actuales en cuestión de innovación y/o estrategia de marketing. Por el contrario, antes de crear y difundir un código QR, debemos tener presente algunos puntos:

– ¿Cuál es el objetivo de crear un QR?
– ¿A quién va a ir dirigido el QR?
– ¿Qué tanto tienen acceso y/o conocimiento a este tipo de tecnología?
– En caso de ser parte de una campaña, el código ¿Tiene un papel de apoyo o es el elemento central de la misma?
– ¿Cómo voy a medir el éxito de mi campaña si sólo utilizo este elemento?
– ¿Donde voy a colocar mi código?
– ¿Qué contenido tendrá mi código, a donde voy a dirigir a quienes me lean?

Si bien no existe una receta mágica para el éxito del uso de códigos QR, si existen puntos importantes a considerar:

 

Objetivo…

Debes tener muy claro cuál es el objetivo de usar tu código QR, es decir, debes definir por qué estarás usando un código QR para difundir, promocionar, facilitar, optimizar o dirigir a tu público.

Piénsalo y responde adecuadamente a esta pregunta, ya que será la base para poder tener una adecuada aplicación y por consiguiente una claridad al momento de difundir tu código QR.

 

A quién…
El segundo y vital punto que debes tomar en cuenta. Quizá el crear un código QR sea muy fácil, pero ¿qué hay de tu objetivo meta? ¿Están familiarizados con este tipo de aplicaciones? ¿Cuentan con la tecnología y el conocimiento necesario?

Puedes armar la mejor estrategia con QR pero si tu público no esta familiarizado o no tiene acceso a internet, smartphones y/o tables; sus usos y aplicaciones, te aseguro un fracaso rotundo. Piensa e investiga sobre este punto antes de implementar y desarrollar tu estrategia, así podrás evitarte un dolor de cabeza y un golpe a tu economía.

 

Donde…
Por el hecho de ser prácticos y sencillos, no quiere decir que los podemos poner en cualquier lado… debemos analizar y ponernos en el lugar del usuario a la hora de decidir dónde colocar nuestro código.

Si vamos a colocar un código en un letrero sobre una avenida transitada quizá no todos la puedan escanear, procura buscar lugares de fácil acceso y donde la mayoría pueda verlo y por consiguiente leerlo.

Si lo colocas en un letrero en la calle, procura colocarlo a una altura adecuada, tanto para que el usuario pueda visualizarlo como escanearlo; ponerlo muy arriba o muy abajo dificultará su vista, y quienes lo vean quizá les de flojera agacharse o alejarse mucho para tener la lectura del código, por lo que es seguro que pierdas público y con ello tu meta.

A demás del lugar, también debemos tomar en cuenta el tamaño y la legibilidad del mismo, pues un código muy pequeño hará imposible su lectura con la cámara del dispositivo a descodificar; y un código demasiado grande en un espacio reducido donde el usuario tenga que alejarse mucho provocará conflictos para poder leerlo.

Así que piensa bien las condiciones y lugares donde vas a colocar tu código, de eso dependerá que sea leído por tu público.

 

Contenido…

Ya que tenemos definido los tres puntos anteriores, y tenemos claridad de ellos… viene el punto donde la mayoría falla.

Cuando nuestro cliente “muerde el anzuelo” y escanea nuestro código… ¿A donde lo vamos a dirigir?

Tristemente no todos tienen claridad y los mandan a una página web que no está optimizada para los dispositivos móviles, o en el peor de los casos los mandan a un video cuyo stream es muy pesado. El resultado: el desencanto del usuario y la pérdida de un cliente potencial.

Los expertos recomiendan enviar a tus usuarios a sitios optimizados para dispositivos móviles, pues el 98% de ellos lo hará a través de uno.

Si los envías a ver un video, que sea ligero y fácil de descargar, el usuario no esta dispuesto a gastar su conexión a internet en un video con muchos MB.

Si bien es importante el lugar a donde mandes a tus usuarios y cumplas con estos puntos, seguramente tendrás buenos resultados, pero sin duda lo que le dará el mayor éxito e impacto a tu campaña será la creatividad que le imprimas al lugar a donde quieras y cómo quieras llevar a tus usuarios después del escaneo del código QR.

Un último consejo… los códigos QR son populares por el enigma que los rodea, es decir los usuarios sienten curiosidad por saber a donde los llevará ese código al momento de leerlo… Aprovecha esa curiosidad y explota al máximo la creatividad…

Los códigos QR son el principio de una nueva forma de comunicación entre el usuario y la marca; la optimización de información y la puerta a la transmedialidad.



¿Te gusto este post? Compártelo… da click en los iconos de las redes que lo quieras compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.