Basura Electrónica

20130122-122619 p.m..jpg

Hace unas semanas realice algunos cambios con respecto a equipos de telefonía móvil; específicamente adquirí un Smartphone y deseche un viejo celular, con la ventaja que en 18 meses me renovarían nuevamente el teléfono inteligente por otro mejorado que se encuentre en su momento de “promoción“.

Posterior a esta compra, hice un alto y reparé en las siguientes preguntas:

¿Qué cantidad de equipos electrónicos se están desechando actualmente?
¿Qué acciones de reciclaje se están llevando a cabo tras este desmedido y constante cambio tecnológico en el mundo?

Y es que si nos detenemos a pensar, el dinamismo tecnológico esta provocando que se reduzca considerablemente el ciclo útil de los equipos electrónicos y su infraestructura, debido en gran medida a que los propios fabricantes diseñan los equipos para que duren dos años a lo sumo, tanto dispositivos de consumo como sistemas de empresas.

Se estima que este año habrá 60 millones de toneladas de residuos electrónicos alrededor del mundo y sin embargo, poca es la cantidad de estos que se somete a reciclaje.

Desgraciadamente las compañías no han tomado en cuenta reciclar o tener un programa de ciclo de vida de sus sistemas que estiman queden obsoletos para 2015.

La International Data Corporation (IDC) estima que el ciclo de vida de la tecnología se irá acortando cada vez más, ya que el ritmo con el que los consumidores cambian de modelo es menor a doce meses y las compañías renuevan sus aparatos cada semestre, lo que provoca más residuos electrónicos.

En México se generan anualmente 250 mil toneladas de basura electrónica, según datos del Instituto Nacional de Ecología.

No es de preocuparse la cantidad de desechos que se generan sino la poca cantidad que se recicla, ya que datos de Greenpeace revelan que de todas las miles de toneladas que se generan anualmente en el mundo, sólo el 10% de estás se reciclan.

De acuerdo con la firma Pike Research, compañía dedicada a la investigación de mercado y consultoría de los mercados mundiales de tecnologías limpias, estima que para el 2015 la basura electrónica habrá aumentado a 25 millones de toneladas, así mismo, revela que Estados Unidos, China y la Unión Europea son las regiones del mundo que más basura electrónica generan.

Se está comenzando con acciones por parte de algunos gobiernos del mundo, tal es el caso del Parlamento Europeo, el cual avaló que para el 2020 se incrementará la cantidad de basura electrónica reciclada de 20% a 85%, mientras que en Estados Unidos la Agencia Nacional de Protección al Ambiente advierte que pese a los esfuerzos que realizan anualmente para reciclar esos materiales, el 70% de ellos quedan al aire libre, es decir, sólo el 30% de toda la basura electrónica generada en esa región logra ser reciclada.

Por lo que es urgente que tomemos medidas inmediatas para evitar un impacto negativo en nuestro ecosistema a corto plazo, debemos de ser más consientes y buscar empresas y/o programas que ayuden a canalizar toda esa basura electrónica, evitar tirarla junto con la basura que generamos diariamente, por su parte los gobiernos y compañías deberán crear planes de reciclaje para minimizar la problemática que ya se proyecta nos afecte en no menos de dos años.

¿Tú qué haces con la basura electrónica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.